Pau

amaia barrena

Tu música es un bar al que vuelvo cada vez que esta brújula rota que tengo en el lado izquierdo del pecho grita sed. Puede que sin ti mi pasado fuese sordo y mis escritos incapaces de silbar. Puede que la vida eterna dure cuatro minutos cincuenta y dos segundos y una vuelta al mundo de la que nadie avisa. El amor en una voz cabe, y qué bien descansa en la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.