Carta a Pablo López


Te mojaste con lágrimas de ibuprofeno como el fénix más espabilado de tu generación. Y ahora, eres el chico más popular del patio. Y también el más guapo, créeme. Puede que tu gato sea mejor persona que tú y que tus zapatos sepan muchas cosas de las que cuentas, pero cuando le gritas a la santa libertad que te deje disfrutar tus pecados, son cientos las personas que se sienten perdonadas por los suyos.

Carta de su piano a Pablo López, como parte de la colaboración con Onda Vasca.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *